La didáctica del equilibrio

Todavía me imponen las paredes del viejo edificio de la Sociedad Filarmónica de Bilbao. Al cruzar sus puertas, bajo la voz y me quito figuradamente el sombrero, embargado por un incontenible respeto por la historia que alberga. Es un respeto cálido, natural, nada que ver con la frialdad que emanan los monumentos inertes que pueblan…

Leer más