Capas

El proyecto Capas es un homenaje a todos los intérpretes que en alguna época de su vida actuaron en la sala de la Sociedad Filarmónica de Bilbao. Cada retrato nos llevará a un recorrido por la historia y detalles de cada artista protagonista.

La historia de la humanidad puede interpretarse como una superposición de capas: generaciones de seres humanos que a lo largo de la historia viven, habitan, transitan y tienen experiencias en los mismos lugares.

Hay un lugar ubicado en el corazón urbano que, sin embargo, permanece oculto a los ojos del público y donde esta teoría se vuelve explícita en fascinante muestrario.

En el interior de las centenarias instalaciones de la Sociedad Filarmónica de Bilbao existe una pequeña estancia situada entre los camerinos y el escenario. Es la habitación de la espera, la salita de los nervios, la estancia donde los artistas aguardan su inminente salida a escena sentados en vetustos bancos de terciopelo. Quizá tamborileando los dedos inquietos en el reposabrazos, enumerando las últimas consignas y recordatorios, concentrándose mientras, de fondo, se escucha en oleaje sonoro el murmullo de voces del respetable que ocupa sus localidades.

Durante esos breves minutos de tensa espera y solitaria expectación, los ojos de los numerosos artistas se habrán paseado entre las decenas de fotografías enmarcadas que abarrotan la totalidad de la estancia, las cuatro paredes, de arriba abajo. Desde el blanco y negro más añejo al color del presente, las imágenes atestiguan la presencia en esa sala —sala de los nervios, habitación de la espera, limbo temporal situado entre la convencional domesticidad del camerino y la gloria del escenario— de generaciones de artistas que, igualmente, se sentaron en los mismos terciopelos, tamborilearon sus dedos, aguardaron en soledad escuchando el oleaje de murmullos y deslizaron sus ojos por los retratos de otros artistas (maestros inspiradores unos, rivales irreconciliables o compañeros amigos otros). Todos ellos experimentaron la sorpresa del hallazgo y, sobre todo, el vínculo de la experiencia común: también ellos estuvieron allí.

Pau Casals, Maurice Ravel, Arthur Rubinstein, Simon Rattle, Vladimir Horowitz, Mstislav Rostropóvich, Marta Argerich, Claudio Abbado, Montserrat Caballé y Sviatoslav Richter son eslabones de una interminable cadena de artistas memorables que han transitado en algún momento ese espacio a lo largo de un siglo, y han pasado a formar parte de las diversas capas que conforman la historia de este templo de la música.

4 respuestas a Capas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *